Miércoles

Miércoles

No había lujos, no podía haberlos, aunque ¿qué sería un lujo?

Llegaba el miércoles, y sin fallar ni uno, venías con un ramo de claveles. Rojos, rosas o blancos según los tuviera la señora que los vendía a la puerta del mercado. No fallaste ni una semana, invierno o verano, siempre me traías ese ramo, hasta que dejamos de vivir cerca y no volvieron a haber claveles en casa.

Durante todos estos años, cada vez que he visto esa flor, he pensado en ti. Te he sentido muy cercana desde que te fuiste. Te tengo ahí, cerca, vigilándome, y el otro día me mandaste una señal: era miércoles, y sí, tuve un ramo de claveles, y para mí, eso, es un lujo.

Gracias infinitas.

Anuncios

Colores

Texto escrito en 1993:

Azul, así era el cielo cuando lo miré, así era el mar que se rompió ayer.

Amarillo, así era el color del sol ese día, el color de la luz y de la alegría.

Rosa, como el perfume de una flor, como el color de mis mejillas por el rubor.

Roja la rosa que deseaba y los labios que temblando, besaban.

Y la oscuridad, después de aquella puesta de sol tan hermosa, cubrió las luces y los colores con un velo que apenas dejaba sitio para una luz.

Blanca, la luna que desde su sitio nunca engaña.

No puedo dejar de mirarte

Veo tu mirada tan limpia, con esa inocencia, con esa ilusión y no puedo dejar de mirarte.

Tus pequeñas manos empiezan a moverse, a gesticular, a imitar… te haces entender.

Pronto hablarás, y estoy deseando escuchar tu vocecita, estoy deseando que expreses todo eso que llevas dentro. Que pidas, que hables, que sueñes, que vivas, que sigas riendo, con tu risa contagiosa y terapéutica. Esa misma risa que alegra cualquier mal día, esa risa sana, limpia, y pura.

Eres energía, eres torbellino y tienes tanto que enseñarnos y tanto que aprender.

Eres cariñoso, eres bondad, eres pureza, eres amor, porque del amor naciste y entre amor creces.

Y no puedo dejar de mirarte.

Bailemos

Bailemos

Espera.

No te vayas todavía. Quédate un rato más. Ven y sube el volumen, es nuestra canción.

Te voy a pedir que me abraces. No me mires así. Te voy a abrazar yo porque es lo que quiero hacer y además lo necesito, luego tú decides si también quieres abrazarme.

No digas nada por favor. Cierra los ojos y déjate llevar. Sé dónde vas a ir, lo estoy sintiendo.

Y ahora escucha, ¿lo oyes?

No, la canción ya no. Mi corazón latiendo y el tuyo siguiendo su compás.

Ahora, si quieres, vete.

Nina

Eso es lo que significa

Te lo voy a explicar, por si no lo has entendido. Te voy a decir lo que significa, porque creo que no te has enterado.

Significa comienzo. Empezar con ilusión, con cierto temor pero con el convencimiento y la seguridad de que es lo que realmente deseas.

Significa verdad. Verdad en todo, verdad absoluta.

Significa cariño. Cariño verdadero, el cariño que te protege, el cariño que te susurra y te abraza.

Significa libertad. Libertad para ser tú mismo, libertad para sentir, libertad para decir o no decir, libertad para mirar, observar y sonreir. Libertad para elegir, y elegirte a ti.

Significa amor. Amor verdadero. Compromiso, confianza, respeto, complicidad, ternura, magia.

Significa eso, magia. Magia, sorpresa, regalo, flor, cielo, mar, luna, lluvia….

Significa beso. Significa abrazo. Significa sueño.

Significa todo. Todo lo que estás dispuesto a dar y recibir, a compartir, a entregar sin esperar nada a cambio. Todo lo que quieres todo lo que sueñas.

¿Lo has entendido ? Eso es lo que significa, más claro no podía decirlo.

Nina.

¿Dónde queda?

¿Dónde quedan las palabras que no se dicen? ¿Y dónde quedan las que se pronuncian, las que se escriben, las que se besan? ¿Dónde quedan?

¿A dónde van las preguntas que no haces, que se quedan ahogadas, escondidas, agachadas?

¿A dónde van las promesas que nunca vas a poder cumplir porque el destino ha decidido cambiar de rumbo y dejarlas apagadas, y no darte esa oportunidad?

¿Dónde quedan las primaveras, y los veranos que dibujabas en un lienzo de cariño, en un lienzo donde esa misma historia ahora escribe puntos suspensivos? ¿Dónde van esos puntos suspensivos, que poco a poco van desapareciendo y dejan intuir un punto final?

¿Dónde quedan los sueños por cumplir, la vida por vivir, el camino por andar?

¿Dónde queda aquel paseo…dónde quedará esta primavera en la que han florecido los aromas de nostalgia, las flores de la melancolía?

¿Dónde quedas tú?

 

 

 

Una cajita

Escuché hace unos días que hay sitios en los que algunos grupos de personas han metido objetos significativos en cajas, con la finalidad de que si algún día llegara el fin del mundo, aquellos que vinieran pudieran encontrar esos objetos para conocer cómo vivimos en nuestra era.

Yo voy a coger una cajita y voy a poner dentro lo siguiente:

Un lazo de color blanco atado a una llave que no sólo es la llave de una puerta, sino la llave que abre un alma, un corazón y una vida;

Una mirada en una sala oscura;

Un paseo en moto sintiendo el viento alborotando el pelo y perdiendo la noción del tiempo;

Un baño de burbujas….burbujas de amor;

La semilla de un árbol con flores lilas;

Una mariposa que da energía, que se instala en el estómago y revolotea con otras como ella;

Un susurro;

Una nota en la almohada, escrita sólo con seis letras, junto a una rosa amarilla;

Y por supuesto, en esa cajita no podría faltar, un bocadillo de tortilla.