Efímero

Efímero. Como esta nube que ahora está y ahora ya no está, como el rayo de sol que la atraviesa, pero que ya ha vuelto a quedar detrás de ella. Y tú la viste.

Efímero. Como el agua que corría bajo tu mano en aquel riachuelo en primavera, fría, limpia, libre. Y tú la sentiste.

Efímera. Como la primavera que fundió la nieve y dejó correr el riachuelo, libre. Que dejó espacio a los jardines, que despertó a la naturaleza. Que impregnó todo de luces, de colores y de olores. Y tú lo viviste.

Efímera. Como la nota del piano que sonaba a lo lejos, en el interior de una casa y que escuchaste mientras paseabas, un día de invierno. Y tú la escuchaste.

Efímero. Como el olor a pinturas de colores que te transportó a días de escuela, al patio de un colegio, a cartulinas i chinchetas. Y tu lo percibiste.

Efímero como todo lo que te rodea. Tú eres efímero, el día es efímero, la noche también lo es. Esto y aquello lo son, y afortunadamente puedes construir tu puzzle de momentos, personas e imágenes efímeros. Y afortunadamente gozas de lo efímero precisamente porque lo es.

Agosto 2022

Casa

Estás en casa. Lo sabes porque no necesitas buscar el interruptor, puedes caminar con los ojos cerrados sabiendo dónde estás en cada momento. Sí, estás en casa. Sientes los olores, las luces, los ruidos, caminas descalza, respiras y lo sabes. Sabes que no hay otro lugar en el que puedas sentite igual. Sabes que el aire que estás respirando es el combustible que necesitas para seguir. No tienes dudas, tu intuición no falla, lo tienes claro. Observas, escuchas, y respiras. Observas de verdad, con atención. Escuchas de verdad, con interés. Respiras de verdad, consciente. Te haces cien por cien presente, porque estás en casa.

Estás en casa y el tiempo se detiene. Nada ni nadie puede distraerte, nada ni nade puede romper la magia. Bienvenida a casa.

Mayo 22

De puntillas

La veo cada día. Pasa de puntillas para no hacer ruido, para que nadie se despierte. Siempre camina de puntillas. A veces sobre la hierba fresca, otras sobre las hojas secas. Solo le faltan unas zapatillas rosas para parecer una bailarina. Descalza, sobre la arena mojada, se pone de puntillas, respira hondo y espera a que llegue una ola para volver a empezar. Observa cómo los dedos de sus pies se doblan suavemente cada vez que se pone de puntillas. Cada vez se siente más ligera, cada vez llega más lejos. Un día se puso de puntillas sobre una nube y se sintió tan ligera que mirando a la luna prometió llegar hasta ella. Sé que lo hará, de puntillas, poco a poco, disfrutando del trayecto, sin ninguna expectativa.

Abril 2022

Abajo

Estar abajo, que no es lo mismo que estar debajo, porque debajo implica algo o alguien encima, y eso no es. Estar abajo y sentir que la cuesta es demasiado empinada, estar abajo pensando que se estropeó el ascensor y no sabes cómo subir. Estar abajo y agobiarte sin saber qué debes hacer para ir arriba, estar abajo y perderte entre caminos que no confías que te lleven al lugar donde quieres ir.

Estás abajo y en un momento de lucidez entiendes que solo tú sabes que estás ahí (abajo), y que solo tú decides qué significa estar arriba, y que solo tú tienes el poder de subir o de bajar, o icluso de quedarte quiet@. Porque nadie te ha dicho que estás en ese lugar, nadie te ha puesto aquí. Puedes quedarte el tiempo que quieras. Quizás más pronto que tarde te des cuenta de que se puede estar bien estando abajo, porque puedes elegir dónde y cómo estar. Y tal vez no necesites un ascensor pues un par de peldaños te bastan. Al fin y al cabo, estás abajo preparándote para un viaje de subidas y bajadas. Quizás siempre estés abajo, pero qué más da, mientras sepas dónde quieres ir, disfruta del viaje.

Enero 2022

Parar

La mayoría vivimos con prisa, cuesta saborear el momento, estamos aquí y ya pensmos en estar allí. Planeamos, proyectamos, visualizamos y pasamos de puntillas por el aquí y el ahora. Pero un día te caes (literalmente) y te rompes (también literalmente). En esa mílesima de segundo todo cambia, no sirve que tuvieras un plan B, porque ese plan B lo pensaste creyendo que controlabas el plan A, y ahora todo se ha dado la vuelta. La vida, en esa milésimade segundo te ha hecho parar. Tu mente intenta construir rápidamente nuevos planes, tu ego pretende seguir haciendo de las suyas, y ahí, en ese lugar y en ese momento no te queda más remedio que parar. Parar y darte cuenta de que vas a tener que fluir, aceptar y centrarte en el aquí y el ahora. Ahora toca PARAR.

Enero 2022

Para ti

Esto es para ti. Para ti que caminas mirando con la curiosidad de un niño cada árbol, cada nube, cada pájaro. Para ti que escuchas el sonido de la naturaleza con la misma atención y respeto con los que escuchas a las personas que te rodean. Para ti que sigues las señales, los puntos amarillos que marcan el camino y la intuición que te acompaña y te guía. Esto es para ti. Porque en los momentos de oscuridad sacas tu paleta de colores y dibujas los momentos de tu vida.

Esto es para ti, querida amiga, que agradeces cada dia todo aquello que te rodea. Para ti que hablas despacio y caminas flotando. Para ti que te pones un sombrero y te haces grande. Para ti, que haces maratones en un pasillo y caminas bajo la lluvia sonriendo.

Esto es para ti, porque te lo mereces. Porque ya puedes empezar a redactar tu lista de deseos, de lugares a los que ir, de montañas para explorar y de lagos en los que chapotear. Porque te quedan muchos danzas por bailar a la luz del sol o bajo un manto de estrellas. Esto es para ti, porque eres grande, eres valiente, eres luz y eres color.

Para ti… de mí… gracias amiga, por ser como eres.

Diciembre 2021

Un nudo

Un nudo. Para hacer o para deshacer, para apretar o para aflojar. Un nudo. Para enredar o desenredar.

Empiezas tu vida con un nudo, cuando alguien corta el cordón que te une a tu madre, tu primer nudo te protege, te da cariño, seguridad, confianza. A partir de ese momento los nudos van a sucerderse en tu vida. Nudos en los zapatos, nudos en la bata del colegio, nudos de “amigas para siempre”, nudos en el estómago, nudos en la vida. Nudos que atas y nudos que desatas.

Nudos necesarios y nudos que llegan y pasan. Nudos en tu espalda, nudos invisibles, nudos y lazos, nudos incómodos, nudos en el pelo, nudos en las raíces., nudos en la garganta. Y de repente, un día, los nudos se convierten en desnudos y todo tiene sentido, porque esos nudos solo eran peldaños, señales, un camino que te lleva al verdadero nudo, al origen de todo, al destino de nada.

Noviembre 2021

De oro

Un álbum de fotos, algunas en blanco y negro, la mayoría en color y una película sin sonido para que los que no estuvimos allí vivamos de alguna manera aquel acontecimiento. Los protagonistas sonrien, se miran, se susurran, bailan y brindan. Acaban de empezar una etapa en su vida. Acaban de poner la primera piedra de su hogar, están creando una nueva familia.

La mayoría de las personas que salen en las fotos ya no están entre nosotros, el protagonista de la historia tampoco. Sigo observando sus miradas en una foto especial, cuando ya convertidos en marido y mujer, una vez fuera de la iglesia, después de comer y de brindar, empezaron a bailar. No solo empezaba un baile, empezaba una vida, un camino de subidas y bajadas, una historia con luces y sombras, empezaba un viaje del que hoy se cumplen cincuenta años. Hoy es un día de oro porque hoy se celebran las bodas de oro aunque no haya celebración. Hoy miro esa foto en color y doy gracias a sus protagonistas por haber bailado con tanto amor. Feliz aniversario.

Yo

Esta soy yo. Soy mujer, soy amiga, soy hija, hermana, nieta, cuñada, tía…

Soy cantante, soy escritora, soy dibujante, soy bailarina, soy fotógrafa, soy actriz…

Soy vecina, soy alumna, soy maestra, soy cocinera, soy enfermera, soy jardinera, soy conductora…

Soy confidente, soy compañera, soy turista, soy anfitriona..

He sido muchas cosas más, seré todas las que me proponga ser, pero afortunadamente siempre y para siempre seré YO.

Agosto 2021

Temprano

Me he despertado demasiado temprano. ¿Demasiado temprano para qué? ¿Demasiado temprano para quién? Es la hora en que no hay ruido salvo el de la naturaleza que se despierta. Las olas apenas avanzan en un mar que parece plata, un mar que no acaba en el horizonte. El mismo mar del que nacerá el día, del que nacerá el sol.

No es demasiado temprano. Es la hora en la que surgen luces y colores que no existen en otro momento del día ni de la noche. Es la hora en que el silencio conecta con mi ruido interior y lo calla. Lo calla porque lo escucha, lo mima, lo cuida y lo entiende. Es la hora en que cierro los ojos y huelo el aroma puro del aire y de la brisa, y despierto.

Respiro, cada vez más profundo, cada vez más consciente, y la calma es mi compañera, mi cómplice, mi amiga. Me he despertado temprano para encontrarme con esta sinfonía de colores, olores, aromas… Me he despertado temprano porque tenía una cita… conmigo.

Julio 2021